El Almanzor

3 de junio de 2008. Para empezar este blog


Diré que soy castellano de tierra llana, la región de Tierra
de Campos. Cereales y barro. Sol y heladas. Gentes curtidas por el cierzo que reseca las gargantas y ciega los ojos.
Tierras venidas a menos, a casi nada.
Pero Castilla es mucho más. Montañas y bosques, ríos y lagunas, ciudades y aldeas que aún conservan esplendor y belleza de tiempos ancestrales.
Mi propósito es ir añadiendo a esta página sugerencias que se me ocurran con motivo de mis paseos y visitas por esta tierra mía.

viernes, 19 de octubre de 2012

Cádiz, si quieres visitarla, tren paciencia, tren tranquilidad


La Catedral

La primera vez que la visité me llevaron en autobús. Pude recorrerla entera a pie, y darme cuenta de que entre las murallas encerraba mucha historia.
La segunda en un citroen. Pero no recuerdo nada.
La última, ni bajarme pude del corsa. Atravesé un bosque de edificios que me ocultaban el mar por ambas manos. Llegué al casco antiguo y me di de bruces, al final, con el Atlántico. Pero no pude saludarle. Con las mismas, volví a salir.
No pude ver la ciudad. Ni me dejaron aparcar. Era domingo.

Arbol en Peñalba de Santiago